Somos tres


Yo te prometo una luna desnuda, que sea testigo de nuestra locura, que al final de nuestros días, nos va a sobrar una sombra, que no cortaré más flores sólo por adornar otras, que confundirás tus manos con las mías