Celebrando


Te quiero vida mía, te quiero noche y día, no he querido nunca así. Te quiero con ternura, con miedo, con locura, sólo vivo para ti. Yo te seré siempre fiel, pues para mí quiero en flor ese clavel de tu piel y de tu amor.